El Fondo CISAL tiene como objetivo fortalecer la capacidad de la sociedad civil y empoderar a los gobiernos locales para contribuir al desarrollo sostenible e incluyente en Colombia y Perú. Doris Cruz, Presidenta de la Asociación de Mujeres en Ccapacmarca, Cusco, y beneficiaria del Fondo CISAL en 2017, explica cómo el Fondo CISAL transformó su vida y la de su comunidad.

 

Cuéntanos del inicio de la Asociación de Mujeres de Ccapacmarca.

Antes del Fondo CISAL, éramos 32 mujeres en la Asociación de Mujeres de Ccapacmarca y no estábamos organizadas en absoluto; no nos reuníamos regularmente y no estábamos legalmente constituidas. Muchas de las mujeres estaban encerradas en sus casas, casi sin voz ni voto, y la mayoría no producía verduras ni frutas en sus chacras (tierras).

¿Cómo ayudó el Fondo CISAL a transformar esta situación?

El Fondo CISAL nos ayudó a constituir legalmente la asociación y comprar equipos de producción para 20 mujeres jefas de hogar. Esto tuvo un efecto transformador y multiplicador. Hoy en día, somos 150 mujeres en la asociación, muchas de ellas trabajan sus tierras para alimentar a sus familias, y aquellos productos que les sobren, los venden en el mercado para obtener ingresos adicionales.

¿Cuál es el orgullo más grande que tienes como presidenta de la asociación?

Estoy muy orgullosa de la feria de mercado dominical que creó la Asociación de Mujeres, aprobado por el Concejo Municipal y donde las mujeres pueden vender sus hortalizas y productos. Las mujeres ahora tienen la oportunidad de ganar dinero y contribuir al cuidado de sus hijos. Antes éramos 32 mujeres, hoy somos casi 150 mujeres que han transformado sus vidas. Las mujeres están empoderadas, trayendo ingresos a sus hogares, ganando un espacio y una voz en sus hogares. Esto transforma todo, incluso la violencia doméstica, porque las mujeres están empoderadas y los hombres ya no sienten que son dueños de todo.

Además, hemos ganado poder en espacios de toma de decisiones y en el gobierno local. Por primera vez en Ccapacmarca, podemos participar en presupuestos participativos, porque ahora estamos legalmente constituidas, gracias a la ayuda del Fondo CISAL. Recientemente, presentamos tres proyectos que beneficiarán a las 150 mujeres que forman parte de la organización.

¿Cuál es el cambio más significativo para las mujeres en Ccapacmarca?

Antes, las mujeres dependían completamente de sus maridos. Hoy, somos parte del desarrollo de nuestra región. Sin representación a nivel regional, no puede haber esperanza de transformación. Además, CISAL nos ayudó a establecer una Agenda para la Mujer Chumbivilcana, que nos da las herramientas y nos muestra el camino para mejorar nuestra situación económica, nuestra soberanía alimentaria, la salud de nuestros niños y nuestra participación política y el papel que tenemos en la sociedad.