Artículo publicado en la Revista CIP: Invierno 2018 (leer acá)

Liderando Prácticas Globales: Perspectivas Internacionales para Ideas Locales

Planificando el Perú para el futuro

Rukshan de Silva, MCIP, RPP, RPIA, EcD

Resumen del Artículo

La Federación Canadiense de Municipalidades (FCM) lidera varias iniciativas locales y globales en las áreas de comunidad, economía y desarrollo sostenible. El programa CISAL se inició en el 2014 y su objetivo es empoderar y fortalecer la capacidad de las municipalidades rurales en cuatro regiones del Perú y Colombia que han sido influenciadas por la actividad minera. Habiendo sido voluntario como planificador en Perú en dos misiones de voluntarios en los últimos dos años, Rukshan comparte su experiencia trabajando con las municipalidades rurales para fortalecer la capacidad a través de acompañamiento y promoción del planeamiento estratégico liderado por la comunidad que se basa en un conocimiento sólido del contexto local, como un medio para mejorar la calidad de vida en estas comunidades.

Biografía del Autor

Rukshan de Silva, MCIP, RPP, RPIA, EcD, es un planificador y desarrollador económico canadiense, que actualmente se desempeña como Planificador Ejecutivo en el Departamento de Planeamiento y Medioambiente NSW en Sídney, Australia. Rukshan es egresado dos veces de la Universidad de Waterloo, con un Título en Estudios Ambientales (Planeamiento) y una Maestría en Desarrollo Económico e Innovación.

Planificando el Perú para el Futuro

Como planificadores en Canadá, muchos de nosotros tenemos la suerte de ejercer nuestra profesión en una nación en la que nuestro trabajo desempeña un rol importante en mejorar la calidad de vida. Tenemos la suerte de desarrollar el planeamiento estratégico a largo plazo en sistemas que priorizan la participación ciudadana. Y tenemos la suerte de contar con el conocimiento, habilidades y recursos para planificar que nuestras comunidades sean lugares en los que se pueda vivir, que cuenten con el respaldo de economías resistentes, protección del medioambiente natural, vecindarios de carácter y la infraestructura y servicios públicos necesarios para apoyar el crecimiento. Esta suerte no da la oportunidad de ver más allá de las comunidades en las que nos desempeñamos y empoderar a aquellos que son menos privilegiados, tanto en el país como en el extranjero, a través de acompañamiento y promoción del planeamiento estratégico liderado por la comunidad que está basado en un conocimiento sólido del contexto local.

El Programa CISAL

La Federación Canadiense de Municipalidades (FCM) inició el programa de Comunidades Inclusivas y Sostenibles en América Latina (CISAL) en el 2014 para empoderar y fortalecer la capacidad de las municipalidades en cuatro regiones del Perú y Colombia que han sido influenciadas por la actividad minera. Si bien la minería ha generado mucha inversión extranjera en el Perú y Colombia, los beneficios económicos no se han distribuido equitativamente y han estado acompañados de una serie de consecuencias sociales y ambientales que se han sentido mayormente en las comunidades dentro de las áreas de influencia de las minas.

Habiendo sido voluntario en Perú en dos misiones en los últimos dos años, he sido parte del equipo que está proporcionando asistencia técnica entre pares a los políticos municipales y al personal en la Mancomunidad Municipal del Valle Fortaleza y del Santa (MANFORS), una asociación de 11 municipalidades rurales, remotas y andinas en la Región Ancash del Perú, cada una con una población de solo unos cuantos miles de habitantes. La asociación de MANFORS fue establecida por la Mina de Cobre Antamina para coordinar la consulta con las numerosas comunidades pequeñas dentro de su área de influencia. El propósito de mis misiones ha sido proporcionar asistencia técnica a MANFORS en el área de planeamiento estratégico del uso de la tierra liderado por la comunidad a través del fortalecimiento de capacidades, el intercambio de conocimiento y el aprendizaje a partir de la experiencia.

Conociendo MANFORS

Las comunidades de MANFORS tienen poco conocimiento, habilidades o experiencia en el planeamiento del uso de la tierra. Las comunidades no tienen planificadores municipales, ni planes municipales. Las necesidades de estas comunidades son tan fundamentales que la satisfacción de las necesidades básicas suele prevalecer sobre los esfuerzos de planeamiento estratégico. Si bien la agricultura es la industria principal en MANFORS, lucha económicamente ya que la actividad agrícola es predominantemente para su propio sustento y venta local, con muy pocas operaciones agrícolas enfocadas en la exportación. A través del programa CISAL, la FCM ofrece experiencia y recursos para apoyar el planeamiento estratégico y desarrollo económico a largo plazo, lo que hasta ahora ha sido el eslabón perdido.

Las comunidades de MANFORS enfrentan una serie de retos que niegan su capacidad para llevar a cabo un planeamiento estratégico y desarrollo económico a largo plazo. Estos retos incluyen tensiones entre las agendas nacionales para el desarrollo económico, protección ambiental y responsabilidad social corporativa; los procesos de aprobación de planeamiento no alineados de los ministerios federales y regionales, un sistema político que limita a los alcaldes locales a un solo período en el liderazgo donde el planeamiento a largo plazo no es una prioridad; y los retrocesos importantes en las administraciones municipales con cada rotación en el liderazgo político. Asimismo, la deficiente diversificación de la economía agrícola local en esta área ocasiona una débil resistencia durante las crisis económicas y un alto nivel de vulnerabilidad frente al cambio climático, inundaciones y sequías. Estos retos empeoran con la falta de consulta pública ya que los pobladores locales no tienen una voz para diseñar su futuro colectivo, lo cual ha generado niveles bajos de apoyo de la ciudadanía y aceptación de las iniciativas de desarrollo de la comunidad local. 

Un enfoque liderado por la comunidad

En mis misiones, se organizaron talleres para el establecimiento de una visión pública en diferentes comunidades en MANFORS como componente integral del enfoque de planeamiento estratégico liderado por la comunidad fomentado por la FCM. El objetivo de los talleres era obtener aportes de la comunidad en cuanto a valores, retos y visiones locales para el futuro. Si bien los pobladores locales valoran su patrimonio, el medioambiente natural y la forma de vida agrícola, enfrentan retos cotidianos que incluyen una falta de capacitación agrícola técnica, acceso limitado al agua para la irrigación de los cultivos, financiamiento limitado para infraestructura municipal y una industria del turismo no activada. A pesar de estos retos, las comunidades visualizan una economía agrícola más fuerte, inversión en turismo local y mejor infraestructura para fomentar una mejor calidad de vida. Finalmente, el desarrollo de un plan estratégico de uso de tierras para MANFORS estará cimentado en la visión de la comunidad respecto de su futuro.

Conocer el Contexto Local

Para lograr la visión de la comunidad respecto del desarrollo económico local en la agricultura y el turismo, establecer un conocimiento sólido del contexto local fue integral. Ello consistió en realizar un inventario del medioambiente local, lo cual proporcionó ideas para apoyar el análisis agrícola del área de tierra cultivable en MANFORS, la disponibilidad de agua para la actividad agrícola y los cultivos agrícolas más adecuados para las condiciones ambientales locales. Con un mejor conocimiento del medioambiente local, MANFORS podrá cambiar sus cultivos para producir aquellos que sean los más adecuados para su contexto, incrementando así la productividad y los ingresos agrícolas. Este inventario y análisis ambiental también contribuirá para el inicio de un plan estratégico de uso de la tierra para el área.

Igualmente, para lograr la visión de la comunidad de inversión en turismo local, el conocimiento del contexto local también incluyó un inventario arqueológico que identificó los sitios o paisajes con valor de patrimonio cultural en MANFORS que podría constituir la columna vertebral de una industria del turismo. Cuando vaya acompañado de un estudio de mercado del turismo regional, el inventario arqueológico permitirá la evaluación de la viabilidad del turismo como una industria principal en MANFORS y proporcionará ideas sobre las oportunidades de turismo potenciales que generarán el retorno más alto sobre la inversión. Estos inventarios ambiental y arqueológico fueron recomendados al final de mi primera misión a comienzos del 2017 y fueron completados en mi misión de retorno a comienzos del 2018.

Impactos y Resultados

Con los inventarios completados, MANFORS ahora cuenta con una base para continuar con la elaboración de un plan estratégico de uso de la tierra para el área, que no solo servirá como una herramienta para guiar el desarrollo económico local, pero también será una base para la protección ambiental y el diálogo y negociaciones permanentes con la Mina de Cobre Antamina. Al cierre de mi segunda misión, los políticos locales se comprometieron públicamente a completar el plan estratégico de uso de la tierra para MANFORS. Esto demuestra el éxito de estas misiones y del programa CISAL, a pesar de la ausencia histórica de planeamiento estratégico en MANFORS, los líderes políticos en estas municipalidades ahora tienen un fuerte conocimiento de cómo el planeamiento estratégico del uso de la tierra liderado por la comunidad y el desarrollo económico local pueden solucionar muchos de los retos sociales, económicos y ambientales que afrontan en sus comunidades.

Los talleres para el establecimiento de una visión pública fueron especialmente bien recibidos, ya que el enfoque interactivo respecto de la participación de la comunidad en MANFORS empoderó a los pobladores locales para participar en el desarrollo de la comunidad. Los políticos locales asistentes reconocieron este enfoque liderado por la comunidad respecto del planeamiento estratégico como un precedente que sería usado para modelar la participación ciudadana para otras iniciativas municipales en el futuro.

A través de estas misiones, CISAL ha puesto énfasis en la importancia de un conocimiento sólido del contexto local y su capacidad para servir como la base del planeamiento estratégico. El trabajo de CISAL ha sido aceptado y bien recibido en el Perú, motivando tanto a la población como a los líderes políticos a continuar con este proceso que conllevará una mejor calidad de vida a largo plazo. El nuevo apoyo de la comunidad al planeamiento estratégico se asegurará de que los gobiernos entrantes sean presionados para priorizar e invertir en la visión de la comunidad a largo plazo para el área. Estas misiones llevadas a cabo por la FCM demuestran el impacto positivo del intercambio de conocimiento, fortalecimiento de capacidades y aprendizaje a partir de la experiencia.

Aplicándola en Casa

Si bien esta iniciativa tuvo lugar en el Perú, no necesitamos ver más allá de nuestras fronteras para poder aplicar estas lecciones en suelo nacional. A pesar del relativo avance de muchos de nuestros sistemas y prácticas de planeamiento en todo Canadá, aún tenemos comunidades rurales e indígenas en el país que comparten los retos afrontados por las comunidades similares en el Perú. Con los crecientes impactos socioeconómicos de la urbanización en las comunidades en Canadá, es importante que las comunidades remotas con poblaciones aisladas o decrecientes, economías segregadas o acceso limitado a recursos y talento no sean dejadas atrás, sino que, por el contrario, sean empoderadas para incrementar su resistencia comunitaria, como se está haciendo en el Perú.

Como planificadores con conocimiento especializado, habilidades y experiencia, tenemos la capacidad de hacer una contribución positiva a nuestras comunidades locales y globales buscando oportunidades para apoyar el fortalecimiento de capacidades, el intercambio de conocimiento y el aprendizaje a partir de la experiencia. A la luz de estos hechos, las lecciones aprendidas de este estudio de caso peruano sirven como un valioso llamado a la acción para los planificadores en todo Canadá para empoderar a las comunidades menos afortunadas acompañándolas y promoviendo el planeamiento estratégico del uso de la tierra liderado por la comunidad que está basado en un conocimiento sólido del contexto local, ya que es probable que proporcione los mismos resultados de desarrollo comunitario que los previstos y planificados en MANFORS. Aunque está fuera de la vista, MANFORS no está fuera de la mente, ya que la asociación permanente de la FCM con estas comunidades significa que ciertamente queda mucho por hacer.