Mayo 22 de 2017

 Una delegación de gobiernos locales, instituciones del gobierno nacional y representantes de la empresa privada intercambiaron buenas prácticas en turismo con municipalidad canadiense.

La municipalidad de Kimberley, British Columbia, recibió a una delegación de once colombianos y peruanos, entre los que se encuentran alcaldes, funcionarios municipales y representantes de la empresa privada, para compartir buenas prácticas y estrategias para fomentar el desarrollo económico local a través de la promoción del turismo sostenible.

La delegación de Ancash, Perú, tuvo la oportunidad de compartir un paquete turístico de trece días con el que busca “posicionar la región como destino turístico, para dinamizar la economía y contribuir al desarrollo sostenible, invitando a los turistas a permanecer y conocer más a fondo la región de Ancash”, presentó el alcalde de Independencia, Eloy Alzamora.

“El rol de la municipalidad en la promoción del turismo es ser un habilitador o facilitador para permitir las condiciones necesarias y oportunidades de inversión y permitir el trabajo colaborativo entre los distintos actores del municipio” compartió el alcalde de Kimbereley, Don McCormick, quien le dio la bienvenida a la delegación.

“El trabajo integrado entre la municipalidad, las comunidades y la empresa privada en Kimberley es muy importante. La municipalidad consultó a la comunidad para saber qué oportunidades veían sus pobladores y encontró una actividad económica sostenible a través del turismo” compartió Cirila Caro, teniente alcaldesa y regidora de la municipalidad de Taricá, Ancash.

Esta es la segunda parada del Viaje de Estudios a Canadá donde municipalidades canadienses comparten prácticas sostenibles e inclusivas en entornos mineros con gobiernos locales que conviven con la minería en América Latina.

Algunas buenas prácticas para promover el turismo sostenible, identificadas por la delegación luego del viaje de estudios son:

  • Buscar aliados estratégicos en la promoción de proyectos turísticos e identificar los roles de cada actor involucrado a través de Comités de trabajo. La empresa privada es un gran aliado para asociarse y buscar, junto a ellos, las mejores condiciones para las comunidades teniendo en cuenta las potencialidades en la historia, la cultura e identidad.

  • Identificar el perfil del viajero para conocer cuáles son los paquetes turísticos u opciones que tiene en el territorio.

  • La consulta que se hace a las comunidades es clave para definir el rumbo y orden deseado del desarrollo territorial. Se pueden hacer consultas por grupos de líderes y lideresas o por comunidades, para conversar e involucrarlos activamente en los procesos para que sientan pertenencia.

  • La municipalidad lidera una planificación participativa a largo plazo y el rol de los líderes comunitarios es clave para llevar los mensajes clave a las comunidades. En una experiencia, vimos cómo, un grupo que lidera los procesos en una comunidad, hace un marketing o campañas de mercadeo interno para convencer a las comunidades de a dónde hay que llegar y cómo llegar se debe llegar. Esto permite que las comunidades se apropien de las oportunidades que ofrece el turismo.

“La manera como la municipalidad, los empresarios y la comunidad asume sus roles y responsabilidades, se empodera y cumple con sus compromisos para el desarrollo comunitario evidencia una gobernabilidad efectiva. Además, el sentido de pertenencia que hay en la comunidad es evidente y la comunidad se ha empoderado de sus activos y ha generado desarrollo” comparte Yorkelis Martínez, funcionaria municipal del municipio de Manaure, La Guajira.