8 de marzo de 2016

Durante la Convención Anual PDAC en Toronto, se llevó a cabo la sesión Transparencia, diálogo multi-actor y construcción de capacidades para el fortalecimiento de gobiernos locales, organizada por la Federación Canadiense de Municipalidades (FCM), la Iniciativa Devonshire y el Grupo de Diálogo Latinoamericano.

El objetivo de la sesión fue dialogar entre representantes de los gobiernos locales, regionales y nacionales, la industria minera y la sociedad civil sobre retos y oportunidades de la transparencia y el diálogo efectivo entre gobiernos locales, comunidades y empresa minera.

Algunas de las ideas que se compartieron durante la sesión fueron:

  • Un factor de éxito para lograr una relación positiva entre gobiernos locales, empresa minera y comunidades, es la construcción participativa e inclusiva de un plan comunitario sostenible en donde se establezca la visión del municipio. Es clave que quien lidere este proceso sea el gobierno local.
  • Los gobiernos locales deben garantizar la participación ciudadana y el acceso a la información. Sin embargo, para garantizar la transparencia, esta información debe ser de fácil comprensión para los ciudadanos.
  • Para la empresa privada, transparencia deberá verse reflejada en la comunicación oportuna y a tiempo de los planes a corto y largo plazo de la empresa, pero también sobre los retos, problemas y oportunidades con respecto al territorio donde están operando.
  • Para los gobiernos locales, la transparencia deberá verse reflejada a través de un diálogo sincero, abierto e inclusivo con las comunidades y la empresa privada. Este diálogo puede incluir la construcción participativa de esa visión sobre cómo la minería puede aportar al desarrollo del municipio.
  • Para las comunidades, no es únicamente que tengan acceso a la información. Es también, qué hacen con esa información.

Alianzas efectivas entre comunidades, gobiernos locales y empresas mineras son posibles cuando cada actor asume una responsabilidad en el desarrollo. Confianza, respeto, transparencia y diálogo abierto y constante son factores esenciales para generar un ambiente sano que permita el desarrollo. Finalmente, los resultados serán siempre positivos cuando las comunidades participen efectivamente en la construcción de un territorio inclusivo y sostenible.